Hoy os traigo La historia del loco de John Katzenbach, un autor del que admito me he vuelto adicto. Espero que si os interesa lo acabéis leyendo ^^

La historia del locoSinopsis:

Francis Petrel tenía poco más de veinte años cuando su familia lo recluyó en el psiquiátrico tras una conducta imprevisible que culminó en una crisis. Pero un reencuentro en los terrenos de la clausurada institución remueve algo profundo en la mente agitada de Francis: unos recuerdos sombríos, que él creía haber enterrado, sobre los truculentos hechos que condujeron al cierre del Western State Hospital, y el asesinato sin resolver de una joven enfermera, cuyo cadáver mutilado fue encontrado una noche después de que se apagaran las luces. La policía sospechó de un paciente, pero sólo ahora, con la reaparición del asesino, se conocerá la respuesta.

Publicación:

2004

 

 

Citas:

Estar loco y caminar por la calle es la forma más clara de ver la naturaleza humana.

Los reencuentros son algo constante en el mundo normal. La gente intenta siempre revivir momentos que en su memoria son mejores de lo que fueron en realidad, evocar emociones que, en realidad, es mejor que permanezcan en el pasado.

—Algunas historias es mejor no escribirlas.

—Si la escribes, entonces será real. Si sólo la conservamos en nuestros recuerdos, es como si nunca hubiera pasado. Como si hubiera sido un sueño. O una alucinación propia de chalados. Nadie se cree lo que decimos. Pero si lo escribes, eso le dará, no sé, cierto fundamento. Lo volverá real.

En cierto sentido, creo que, en las circunstancias adecuadas, cualquiera puede matar.

¿Por qué nos recuerdan por nuestros fracasos? ¿Por qué los fracasos y las retiradas valen más que las victorias?

A veces la demarcación entre los sueños y la realidad se vuelve borrosa. Me cuesta saber qué es qué. Supongo que por eso tengo que tomar tantos medicamentos, como si la realidad pudiera favorecerse químicamente. Ingiere los miligramos suficientes de esta o aquella pastilla y el mundo vuelve a estar enfocado. Y supongo que, en general, es positivo. Sólo depende del valor que concedas a tener las cosas enfocadas.

En ocasiones lo entendemos todo mal. Así, algo que parece peligroso, como el inmenso océano, es en realidad seguro. Lo que es conocido, como el hogar, es de hecho más amenazador.

Pensé que la oscuridad nos definía a todos. Cualquiera puede representar cualquier cosa a la luz del día. Pero sólo por la noche, después de que el mundo se ha oscurecido, aparece nuestro yo real.

Opinión personal:

La historia del loco es el segundo libro que leí de Katzenbach en lo que va de año, de hecho lo leí tras El psicoanalista, si queréis saber mi opinión sobre él la podéis encontrar aquí. Me gustaría poder decir que es su segunda mejor obra, sin duda lo es de los que llevo leídos este año pero tiempo atrás leí otro de sus libros que me dejó tan buen sabor de boca como este, por lo que por ahora la segunda posición está en empate para mí. El psicoanalista es el libro que me marcó un antes y un después, pues tras leerlo me decidí a leer todas las obras de Katzenbach y con La historia del loco confirmé que esa había sido una gran idea.

El autor empieza presentándonos al protagonista en el presente, cuando van a derribar el Western State Hospital tras su cierre años atrás. Francis se encuentra allí con uno de los antiguos pacientes que había en la época en la que él estuvo encerrado y tras una breve conversación entre ambos, Francis sale decidido a escribir la historia sobre lo que sucedió. Una vez llega a su casa empieza a redactar en las paredes su estancia en el hospital desde el mismo momnto en que entró.

Gracias a la incognita de qué sucedió para que cerrara el hospital el autor logra introducirnos poco a poco en el pequeño mundo de un psiquiátrico, siempre desde el punto de vista de Pajarillo (Francis), un esquizofrénico. El mismo día que entra él lo hace otro paciente que acabará siendo su mejor amigo, y en cierto modo la voz de la razón para Pajarillo en algunas ocasiones, su nombre es Peter el Bombero. A diferencia del resto de pacientes de todo el hospital Peter no está loco, lo sabe él y lo sabe todo el mundo, está allí a la espera de la resolución de un juicio.

Ambos personajes pasan los días juntos, agrupándose también con el resto de pacientes, hasta que una noche Rubita, una de las enferemeras, aparece muerta. Pajarillo y Peter son los primeros en encontrar el cadáver ya que la puerta de la habitación estaba abierta, de inmediato avisan al resto de trabajadores del hospital. Al llegar devuelven a ambos a su habitación y deducen que otro de los pacientes es el asesino ya que está manchado de sangre. A pesar de ello, el paciente afirma que él no lo hizo, que fue un ángel. A partir de ese momento llega el tercer protagonista, una fiscal llamada Lucy que tiene una cicatriz que cruza su mejilla. Ella se da cuenta de las dotes deductivas de Peter y él sabe que Pajarillo ve mucho más de lo que suele ver la gente, por lo que los tres acaban aliandose para dar caza al ángel en el hospital.

Aquí es cuando empieza a cobrar vital importancia el fuerte de la novela, la narración de Pajarillo, pues al fin y al cabo es un esquizofrénico que oye de forma constante voces en su cabeza. ¿Qué otras cosas no pasaran allí dentro? A través de Francis podemos intentar acertar quien es el asesino entre los muchos pacientes del hospital y el motivo por el cual cometió el crimen. Pajarillo nos hace desconfiar hasta de nuestra sombra, pues al fin y al cabo es un narrador poco fiable tal y como dicta la primera parte del libro. Sabemos lo que él ve, o cree ver, lo que el siente, el miedo atenazante hacia el ángel, los parecidos que encuentra con él. Poco a poco, con cada palabra, nos vamos hundiendo más y más en la oscuridad de Pajarillo, de Peter y por supuesto del ángel, alguien sin rostro, sin cuerpo, quizá la alucinación de un loco, pero en un mundo de locos hasta la más leve alucinación puede ser real.

Katzenbach logró engancharme de nuevo en uno de sus oscuros argumentos, que cobra mayor interés por cada página que pasa. ¿Por qué esa enfermera? ¿Por qué se parece a otras chicas que murieron fuera en situaciones similares? ¿Cómo se oculta el ángel? ¿Será una creación de Pajarillo o realmente existirá? Éstas y muchas más preguntas son las que van surgiendo a lo largo de la novela. Esas preguntas junto con unos personajes bien desarrollados de los que quieres saber cada vez más son el conjunto que provoca que no quieras despegarte del libro ni un segundo.