¡Al fin os traigo de nuevo una opinión! Esta vez es de una pequeña joya que descubrí un día por casualidad y sin duda fue un acierto dar con ella. Su título es Cazador de Mentiras.

cazador-de-mentirasSinopsis:

Hace más de treinta años un sangriento suceso tuvo lugar en el bosque que rodea la localidad de Certeza. Se habla de un ser temible y monstruoso conocido como el Cazador de Mentiras. Ahora el pasado vuelve para reclamar que se cumplan aquellas promesas pactadas entre sangre y cuchillas.

La misma mentira forma parte de la esencia de la criatura es la que impulsa a acabar con todos aquellos que se atreven a proferirla.

Las historias de varios personajes confluirán en ese maldito lugar, unidos por una serie de aterradores sucesos que les llevarán a enfrentarse a seres surgidos de las peores pesadillas de un demente.

El cazador ha regresado, y comienza la lucha entre las más oscuras leyendas y la realidad más mortal.

 

Publicación:

2007

Citas:

Entonces escuchó la voz, un sonido que no olvidaría nunca, por muchos años que viviera. Era como si el tejido de la cordura se desgarrara y la locura comenzara a brotar a borbotones por la fisura abierta.

Creo que vive en la mente de los que creen en él. Por eso ahora mismo está en mi cabeza. Creo que es capaz de estar en varios sitios a la vez. Y le gusta la noche, los sueños, las mentes dormidas. Es una leyenda que ha cobrado vida. Una pesadilla con forma. ¿No habías oído hablar de él? El Cazador de Mentiras…

Eso es mentira.

Opinión personal:

Hace unos meses encontré Cazador de Mentiras. Nunca había oído hablar de él ni de ninguno de sus autores pero el libro me cautivó. Fue extraño, al tocarlo sentí que la novela era especial, sentí que era segura de si misma, que sabía lo que tenía que ser y lo era. Es la primera vez que me pasa pero sin duda esa sensación estaba en lo cierto ya que me encuentro ante una de las mejores novelas que he leído este año y que ha logrado ganarse un puesto entre mis favoritas.

La novela era especial, tal y como he dicho, y por ello creo que atrasé un poco su lectura, la guardaba para cuando llegara el momento indicado. Sin embargo no podía esperar más, ya antes de empezar a leer El profesor de John Katzenbach me debatía entre esta y Cazador de Mentiras. Sin duda ya sabéis que hice bien en mi elección, pero además creo que también fue ideal relegar esta unos pocos días. ¿Por qué lo fue? Porque la leí justo cuando tenía que leerla, leer una novela que marca tras otra que también lo ha hecho es ideal.

¿Me dejáis que primero de todo os cuente una cosa que hizo que me enamorase de sus páginas? Los capítulos y la forma de ambos autores de enlazarlos, cada capítulo está dedicado a un personaje que lo protagoniza, pero esa no es su magia. Lo que hace especial la forma en que se unen los capítulos es el propio texto, por ejemplo, si en un capítulo alguien acaba gritando el siguiente empieza con un grito que nada tiene que ver con el que se produce al final del anterior. Así todo el tiempo, todos los capítulos empiezan con una parte de como acaba el anterior y eso me conquistó. Nunca había visto esa forma de enlazar capítulos (o quizá no me había fijado) y de hecho tampoco se me había ocurrido aplicarlo en algo escrito por mí.

El argumento empieza de la mejor forma posible, en el viaje de una pareja acompañada de su hijo. Todo es en apariencia normal pero en las veinticinco páginas que dura el prólogo se aprecia un ligero descenso en la locura, un descenso que se hará más notable a cada capítulo que se lee. Es una locura palpable, que al principio no está ya que todo es normal pero que al pasar cada página se va aposentando convirtiéndola en la reacción más lógica en las situaciones que se dan.

Los personajes son perfectos, redondos. Todos evolucionan en base a las situaciones en las que se ven envueltos, algo que siempre es de agradecer y que sin duda aumenta el valor de cualquier buen relato. Si tengo que escoger un personaje favorito creo que me decantaría por Luismi, un encantador chico de doce años capaz de hacerme sentir… Mejor descubridlo vosotros. Sin duda es un personaje fascinante que seguro sorprende a cualquiera al igual que lo hizo conmigo.

Si tengo que destacar algo negativo de la novela es un par de situaciones en las que dos personajes son llamados de forma distinta. Por ejemplo, en la primera a uno lo llaman Roberto y después Robert, intercalándose así ambos nombres entre diferentes páginas. Puede que sea un error al ser una novela escrita a cuatro manos, o puede que ambos autores supieran bien lo que estaban haciendo y aprovechasen eso para inducirnos un poco más a la locura.

Lo último que quiero contaros es que el libro está basado en una leyenda catalana, en concreto barcelonesa (sí, de donde yo soy) y eso en mi caso me encanta. La acción no transcurre aquí, ni mucho menos, ocurre en un pueblo llamado Certeza cercano a Madrid, pero el hecho de que se base en una leyenda de mi ciudad me fascina. La verdad es que gracias al libro conocí la leyenda e investigué un poco sobre ella.

Ahora sí, ya estoy, pero recordad algo. No mintáis o un pajarito se lo contará al Cazador de Mentiras y este os dará caza.